Aventuras asombrosas

Las vacaciones en familia propocionan momentos especiales para escapar de la rutina y las presiones de la vida diaria y vivir nuevas experiencias juntos en familia. Una estancia en Once upon a Trail os permitirá volver a la naturaleza y crear recuerdos para toda la vida.

Actividades familiares

Hay rutas para todos. Poneros a buscar huellas de dinosaurios, refrescaros en los ríos de montaña. Disfrutad de días más grandes haciendo senderismo en el Parque Nacional Aigüestortes o el vertiginoso desfiladero de Mont Rebei. Los picos que nos rodean tienen desfiladeros empinados, con cascadas espectaculares y pozas de perfectas para chapotear y tirarse. Los hermosos y cristalinos lagos de montaña son ideales para la natación salvaje y otros deportes acuáticos, o podríais vivir vuestras fantasías de vaqueros y montar a caballo en valles escondidos.

Vuelve a conectarte con la naturaleza

Esta zona tiene una gran cantidad de recursos naturales que apenas están comenzando a ser reconocidos con la certificación de Reserva Starlight y el nuevo Orígens Geopark. Reúne atracciones tan diversas como los castillos medievales que una vez protegieron a Cataluña de los invasores moros hasta el «Valle de los Buitres», donde se pueden ver buitres leonados, negros y egipcios dando vueltas en las corrientes térmicas. El otoño es la temporada de la brama del ciervo, descubrid estas magníficas criaturas al atardecer a la Reserva Natural de Boumort antes de calentaros alrededor de una fogata en el refugio al caer la noche.

Aventuras para subirte las pulsaciones

El terreno y el clima que hacen de esta zona un gran lugar para la bici también lo convierten en un paraíso para otras aventuras increíbles. Con montañas y valles perfectos para todo tipo de aventuras que te despertarán la adrenalina, desde rafting en el río Noguera Pallaresa hasta rutas de escalada de renombre mundial en Terradets, o combinar la emoción de ambos haciendo barranquismo. Hay varias estaciones de esquí a una hora en coche que son pequeñas, pero ofrecen excelentes pistas de esquí con historial de nieve de primera. Si te sientes realmente valiente, puedes tirarte del Montsec con parapente.

Cultura local

Si toda esta naturaleza y ejercicio se te va a la cabeza, ¿por qué no pasaros una tarde con una visita-cata en una bodega familiar, o degustar quesos de cabra orgánicos locales? También os puede interesar una visita al pasado, con 100 años de historia contadas a través de la inmersión nostálgica a las Botigues Museu de Salás.

Tenga en cuenta que el coste de otras actividades (no realizadas por nosotros) no está incluido en el precio de sus vacaciones, pero te las organizaremos (en muchos casos, nuestros huéspedes reciben generosos descuentos) y proporcionaremos transporte siempre que sea posible.